jueves, 5 de junio de 2008

Operación Conguito

Como dice la canción: "Nos vamos a Fuengirola que allí no me ve mi papa...." jejeje. Que ganitas tengo de playita, sol, cañitas en el chiringuito, ..., en fín todo lo bueno que tiene la costa.

Un poquito de relax y sol para cargar las pilas. Llevo desde Febrero sin pisarla y como que ya hay ganas.


El viernes cogeremos el coche y junto con Ester y Angelita nos pondremos en camino. Espero que no nos quememos, seríamos un poco tontas porque la lección la tenemos aprendida más que de sobra!!!.

Os acordais nenas de aquella escapadita a Torrox? Aquella noche de sábado viendo esta casa es una ruina todo achicharradas con fiebre y pasandonos el after sun como si fuera el mayor tesoro del mundo!!! "No, si yo no me quemo. No, es que ya te has quemado!!!" anda, anda...


Que ganitas de volver a revolcarse por la arena cual cochinillo en el lodo!!!, jejeje


Esta foto me la he encontrado y la he tenido que poner. Ester y yo disfrazaditas con los kaftanes que nos regalaron con el Pantene, jeje todo domingueras en el chiringuito, con nuestra neverilla, nuestra baraja de cartas y la sombrilla unipersonal, jejeje.



No me mireis mal, la tenía que poner!!!

4 comentarios:

Kid You dijo...

No se si poner el video en mi blog o quemarlo directamente, jejejeje.

Mi origen friki me impide eliminarlo de mi mente

mari dijo...

Esfuerzo sobrehumano quedarme aqui, pero el chico que lo hace todo TAN bien lo merece.
Que lo paseis muy bien el finde yo espero que el mio también sea memorable y cuidaito que ya sabeis como nos pone Fuengirola.
Hacer fotitos!!!!

Besitos para las tres.

Angie dijo...

No, si al final el chico que lo hace todo TAN bien se terminará uniendo a estos "saraos", no te veo dividiendote muchos findes ;) Te lo tenías que haber echado de Madrid, que no sabes... jajaja

Besitossss, playaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Patxi dijo...

Ah, qué malas sois... Ángela. Así que eso de "echárselo en Madrid" no es más que una estrategia, mmmmm. Bien, bien, lo tendré en cuenta...
Pasadlo bien, pero no demasiado, que he oído de unos argentinos peligrosos que...